fbpx
Future Thinking as a transformation tool

El Future Thinking como herramienta de transformación

Sin dudas estamos atravesando una época de quiebre, en la que los cambios se dan de manera permanente y disruptiva. El futuro es cada vez más incierto e imprevisible.
En la actualidad las sociedades no tenemos respuestas ante los desafíos que enfrentamos. Intentamos resolver los problemas del futuro con herramientas del pasado. Existe un desfasaje en el que muchas empresas luchan por adaptarse y transformarse para poder seguir existiendo y ser competitivas.

En este contexto, el Future Thinking (o Pensamiento de Futuro) aparece como una nueva forma de pensar, una nueva herramienta al servicio de las personas y organizaciones, para aumentar la capacidad de visualizarse en escenarios futuros y poder afrontar los desafíos que nos impone esta nueva era.

 

Qué es el Future Thinking

El Future Thinking es un conjunto de distintas metodologías y técnicas que permiten proyectar futuros posibles en un tema o área determinada. Su objetivo es detectar las implicancias inesperadas y los retos que podemos abordar desde el presente, para transformarlo.

Combina diferentes disciplinas para recolectar datos, identificar tendencias, crear estrategias y visualizar posibles escenarios a futuro.

El Pensamiento de Futuro nos abre un abanico de infinitas alternativas y nos otorga capacidad anticipatoria, la cual constituye una habilidad muy importante para poder afrontar lo que viene. Explorar los posibles futuros de manera sistemática nos ayudará a romper paradigmas y a ejercitar nuestra creatividad, herramienta fundamental para superar adversidades, sobrevivir y reinventarnos.

 

Principios del Future Thinking

Esta metodología que explora la configuración en el futuro de las organizaciones y de la sociedad en general se basa en los siguientes principios:

  • El futuro es plural, porque son muchos los escenarios posibles.
  • El futuro no es inamovible ni lineal, es una combinación de futuros alternativos: posible, plausible, probable y deseable.
  • Las personas somos las responsables de elegir las diferentes alternativas del futuro y actuar en consecuencia.
  • El futuro está siempre abierto y en movimiento, no es algo fijo.
  • El futuro se construye, por lo que los pequeños cambios que hagamos hoy pueden ser muy importantes mañana.

 

Cono de futuros para la exploración de futuros posibles

Desde la perspectiva del Future Thinking, el futuro ya no se entiende como un espacio singular, sino como una pluralidad de escenarios. El cono de Voros o cono de futuros ilustra este nuevo paradigma.
Se trata de un cono donde el presente se sitúa en el vértice. El tiempo se representa en proyección y se va ensanchando a medida que se aleja: cada vez que miramos o que deseamos anticiparnos más al futuro, más se agrandan el desconocimiento y la incertidumbre.

 

Cono de voros aplicado al Future Thinking

 

Dentro de este cono se sitúan varias categorías de futuro:

 

1/ Futuros probables

Son los futuros que tienen alguna probabilidad de acontecer, desde la perspectiva estadística o social. El conocimiento y los recursos para hacerlos viables ya existen.

 

2/ Futuros plausibles

Son aquellos que no tienen tantas probabilidades de ocurrir como los futuros probables, debido a tendencias sociales, políticas o económicas del presente. Pero los recursos y conocimientos para que sean factibles ya existen. Por lo tanto, ante un cambio de fuerzas o un acontecimiento histórico imprevisto, los factores de probabilidad podrían alterarse y convertirse en un futuro probable.

 

3/ Futuros posibles

Estos futuros incluyen los probables y los plausibles, y también otros escenarios no probables y no plausibles. Son aquellos futuros que al pensarlos o imaginarlos no nos parecen extraños. El conocimiento para que acontezcan todavía no existe, pero podría ser alcanzado rápidamente, antes de lo esperado.

 

4/ Futuros deseables

Estos futuros son los que, ya sean probables, plausibles o implausibles, son deseados por la sociedad, por algún colectivo en específico o por las empresas u organizaciones.

 

Es importante tener en cuenta todos estos futuros, y saber que podemos variar de uno a otro en función de las energías y los recursos depositados en ellos. Puede pasar que un futuro deseable, considerado posible, sea probable y finalmente presente.

La enseñanza más importante que nos brinda el cono de futuros es que no hay un escenario único sino que existen muchos y diversos, y todos tenemos la capacidad de contribuir para poder ir de un futuro deseable a uno probable. No tenemos un único e inevitable camino, sino que se nos presentan, con cierta incertidumbre, diferentes caminos. El hecho de que sean efectivos o no depende de distintos factores, incluyendo dimensiones como lo político, lo social y lo tecnológico. Los futuros, para que se realicen en un presente, dependen de todos nosotros.

 

Beneficios que aporta

El Future Thinking brinda innumerables beneficios, tanto en lo individual como en lo colectivo. Te prepara para ser una mejor persona, y es una herramienta clave para la mejora de las organizaciones y de la sociedad en general.

 

Algunos de esos beneficios son:

  • Fortalece la flexibilidad mental, algo que es cada vez más importante, ya que en un mundo tan cambiante nos vemos obligados a adaptarnos e innovar continuamente.
  • Ayuda a anticipar cambios. Las herramientas de esta disciplina permiten tener un entendimiento más profundo de los valores de los clientes y sus constantes cambios. De esta manera, otorga una ventaja competitiva ya que otros podrían tener dificultades para detectar esos cambios.
  • Permite identificar conexiones entre distintos puntos para crear proyecciones más consolidadas de las posibilidades de futuro. Genera así una visión más amplia, creativa e innovadora a través de la cual las organizaciones pueden visualizar el panorama y darle más importancia al contexto en el pensamiento futuro de su negocio.
  • Estimula el diálogo, nos invita a cuestionarnos el presente e imaginar el futuro a través de un intercambio enriquecedor entre los colaboradores, que se sostiene por un pensamiento más complejo.
  • Mejora la empatía, ya que para construir futuros posibles es necesario entender cómo piensan, sienten y actúan las personas.

 

Técnicas del Future Thinking

Existe una amplia variedad de técnicas y herramientas diferentes para apoyar el Future Thinking. Algunas de las más usadas son las siguientes:

 

   ✦ Escenarios.

Se trata de historias que describen formas alternativas en las que podría desarrollarse el entorno exterior en el futuro. Busca crear un marco de referencia donde podamos intervenir sobre diferentes capas de organización que nos permitan influir en el futuro.
Es una herramienta para la toma de decisiones que nos permite trabajar con lo complejo, la incertidumbre, lo volátil.

 

  ✦ Artefactos del futuro.

Ilustran cosas que podrían existir u ocurrir, proporcionando visibilidad a las formas que podrían tomar los futuros posibles en el presente.

 

  ✦ Backcasting.

Trabaja desde un futuro deseable hacia atrás, para poder identificar las acciones necesarias para poder darle forma a esos futuros deseables.

 

  ✦ Escaneo de horizonte.

Se trata de un proceso estructurado de búsqueda de señales tempranas de cambio, las cuales podrían alterar el tema que se está trabajando de formas inesperadas.

 

  ✦ Personas.

Muestra cómo los futuros posibles podrían afectar a diferentes grupos de personas, y cómo los valores e intereses de las personas pueden influir en las diferentes alternativas de futuro.

 

Estas y todas las técnicas que utiliza el Future Thinking se basan en el análisis de las condiciones, las tendencias y los eventos actuales y de los hechos portadores de futuro. Esas señales que muchas veces no vemos y que son las que nos permiten anticiparnos y prepararnos para lo que viene.

Su objetivo es proyectar lo que podría suceder en el futuro y comunicar nuestras elecciones diarias acerca de los tipos de futuros que queremos alcanzar. De esta manera, ayudan a ver e informar las posibilidades futuras y a trabajar en el presente de la manera adecuada para poder influir y modificar el futuro.

 

El Future Thinking en acción

En lo que respecta al mundo de los negocios, durante mucho tiempo ha predominado la visión desde adentro hacia afuera. El Future Thinking nos invita a cambiar esa perspectiva, y empezar a observar y pensar desde afuera hacia adentro. Con la premisa de abrir la mirada y la mente para poder tener un panorama más amplio, y ver más allá del lugar donde se sitúa nuestra empresa u organización. Una lógica que se aleja de lo que está pasando ahora para acercarse a lo que pasará y a los beneficios que podremos obtener de eso.

El Pensamiento de Futuro es una forma de obtener nuevas perspectivas y contextos para las decisiones actuales. Nos enseña que el futuro no se puede predecir, pero tenemos que tomar decisiones basadas en lo que está por venir. Nos ayuda a ver más claramente hacia dónde nos dirigimos y a crear una alineación entre equipos y organizaciones.

 

En Syloper creamos soluciones para un futuro que estará atravesado por un mundo en constante cambio. No podemos predecir el futuro, pero contamos con todas las herramientas necesarias para poder pensarlo, analizarlo, imaginarlo y usarlo en nuestro beneficio. Sabemos que incluso cuando sucede lo inesperado, el Pensamiento de Futuro puede guiarnos hacia el futuro deseado, tanto el nuestro como el de nuestros clientes.

Utilizamos técnicas de Future Thinking porque creemos que tienen implicancias de gran alcance, y nos ayudan a ver cada situación de manera integral. Nos posibilitan pensar más allá de lo posible y nos permiten construir una visión compartida de futuro. Siempre pensando en aportar un valor agregado y tangible a nuestros clientes y en trabajar de cara a los desafíos globales de hoy y mañana.

 

 

 

✚ Seguí leyendo:

↓↓↓

⏏ El futuro es hoy. ¿Estás listo para innovar?
❤ Somos Syloper y queremos acompañarte en tu viaje hacia la transformación digital.
✉ Comunicate con nosotros.

 

 

 

 

Notas Relacionadas